• es
  • en
Innovación en el Grupo CalvoInnovación en el Grupo Calvo
Innovación

Mejora y Desarrollo de Procesos

Grupo Calvo prioriza la innovación industrial para optimizar los procesos productivos, ser más eficiente y sostenible. En 2016, Grupo Calvo inició un plan de transformación industrial para su planta de Carballo (España) que se desarrollará en un horizonte de 4 años y que va a suponer una inversión de 28 millones de euros. El plan dotará a la fábrica de nuevas y mayores capacidades, así como de una mayor eficiencia y flexibilidad, convirtiéndola en un referente a extender en el resto de nuestros centros de transformación. Entre los procesos de innovación más representativos que la compañía lleva a cabo, destaca:

 

VALOR ATÚN

Proyecto de mejora integral del proceso productivo del atún en conserva.

 

MUSSELTOP

Proyecto de mejora del proceso de producción del mejillón.

 

FACTFOODTURE

Proyecto de soluciones digitales para la mejora de la flexibilidad, eficiencia y sostenibilidad de cadenas de valor y procesos de fabricación de alimentos en entornos globales.

 

SELATÚN

Proyecto que analiza la influencia del mercurio en la dieta y su evolución durante el procesado del atún, y la influencia de otros ingredientes en su asimilación durante la ingesta.

 

SMARTUNA FACTORY

Proyecto diseñado para desarrollar el concepto de fábrica del futuro (Industria 4.0) mediante la modularización del proceso productivo y la implementación de un sistema de control integral basado en nuevas tecnologías (NIR, visión artificial, TIC, tecnologías avanzadas industriales…). El trabajo se realiza en torno a tres ejes estratégicos: sistemas avanzados de control de materia prima y producto (sensorización avanzada): modularización inteligente del proceso productivo; y sistemas inteligentes de soporte a la toma de decisiones.

 

FÁBRICA DE BIOPRODUCTOS (Brasil)

Fábrica de subproductos derivados del proceso productivo de las conservas de pescado que permite aprovechar los restos de pescado que no se utilizan en la elaboración de las conservas y valorizarlos en forma de harinas de pescado, aceites, concentrados de proteínas, etc. La planta entró en operación a finales de 2016 en las instalaciones de Gomes da Costa en Brasil.