Medioambiente

La protección del medioambiente es una parte esencial del desarrollo sostenible del planeta y de nuestro propio negocio. Por ello, reducir los impactos que nuestra actividad pueda tener en el entorno son cuestiones esenciales para Grupo Calvo.

Nuestros Compromisos

0
%

De consumo de agua por tonelada producida

Nos comprometemos a reducir un 10% el consumo de agua por cada tonelada de producto fabricado en nuestras plantas.

Avance 0%
0
%

De consumo de energía y emisiones por tonelada

Nos comprometemos a reducir un 10% el consumo de energía y las emisiones por cada tonelada de producto terminado.

Avance 0%

De energía consumida de origen renovable

Al menos el 50% de la energía que utilicemos en nuestros procesos productivos y en nuestras oficinas vendrá de fuentes de energía renovable.

Avance 35%
0
%

Residuos a vertedero

Nuestro compromiso es que todos los residuos no peligrosos de nuestras fábricas y oficinas sean valorizados (reciclados, reutilizados o valorizados energéticamente) de forma que no acaben en vertederos.

Además, trabajaremos para reducir la generación de residuos tanto en planta como en oficinas donde eliminaremos los plásticos de un solo uso.

Avance 58%

De productos reciclables

Al menos el 95% de los productos que pongamos en el mercado serán reciclables.

Avance 70%

De origen reciclado o certificado como sostenible

El 85% de los materiales que utilicemos para elaborar nuestros productos serán materiales reciclados o tendrán un origen certificado como sostenible.

Avance 51%

Proyectos

La gestión eficiente de los residuos es una parte fundamental de nuestro compromiso con el medioambiente y con el impulso de una economía circular.

En 2017 pusimos en marcha el proyecto Calvo Residuo Cero cuya implementación se inició en la fábrica y en las oficinas de España, y se está extendiendo al resto de países en los que estamos presentes. Nuestro objetivo es lograr antes de 2025 que ningún residuo acabe en vertedero.

Las fábricas de Brasil y El Salvador cuentan ya con plantas propias de valorización donde los residuos orgánicos, procedentes de la fabricación de conservas de sardinas y atún, son convertidos en subproductos como harinas de pescado y aceite para su uso en la industria de alimentación animal y en cosmética.

Además, se trabaja en la reducción de residuos. En las oficinas de España se han sustituido las botellas de plástico de un solo uso por botellas reutilizables, lo que evita la generación de más de 13.000 botellas de plástico cada año.

English